• 00904_27102014.jpg
  • 20131225_200253_resized_1.jpg
  • BIUNB0520161.jpg
  • BIUNB0520161pt.jpg
  • BIUNB072015b.jpg
  • BiuNewsbytePhotoOctober2015a.jpg
  • Campus_Ramat_Gan.jpg
  • DSC00137.jpg
  • DSCN8738.jpg
  • DSCN8753.jpg
  • DSCN8791.jpg
  • Edificio_Jim_Joseph.jpg
  • Estudio_de_Tora.jpg
  • HonorisCausa20151.jpg
  • Leon_Pinelo_1.jpg

No tire los restos de aceite de cocina, puede convertirlo en biodiesel en un horno de microondas y usarlo para manejar su automóvil. Transformar aceite de cocina en combustible de  automóviles puede resultar muy económico y es posible realizarlo gracias a una nueva técnica de procesamiento demostrado por un equipo de cientícos de la Universidad Bar-Ilan. El biodiesel que proviene potencialmente de aceites y grasas naturales es un combustible renovable, biodegradable, no tóxico. Emite menos hidrocarburos y dióxido de carbono que los combustibles de transporte convencionales y podría ser una solución al problema de la contaminación ambiental que enfrentan ciudades como Nueva Delhi.
Una variedad de material de alimentación que contienen ácidos grasos, tales como aceites vegetales o grasas animales, se han evaluado para la producción de biodiesel. Sin embargo, el precio elevado del aceite vegetal descartó su uso para realizar esta producción.
Aceite de cocina usado es la fuente preferida ya que resulta un desperdicio ambiental generado en toneladas por todo el mundo. Aharon Gedanken y sus colegas del departamento de química de la Universidad Bar-Ilan proponen el uso de un horno de microondas y perlas de catalizador-revestido. Ellos han ideado una nueva manera de convertir aceite de cocina usado en biodiesel, según un informe publicado en el último
número de la American Chemical Society (Revista de Energía y Combustibles). 

Los investigadores desarrollaron perlas recubiertas de sílice (dióxido de silicio) con un catalizador con nano partículas de óxido de estroncio y les añadieron el aceite de cocina utilizado en un restaurante cerca de su universidad. Luego la calentaron en un horno de microondas para estimular la reacción química llamada "transestericación". De acuerdo con el informe, casi el 100 por ciento del aceite de desecho se convirtió en biodiesel en tan sólo 10 segundos. Los investigadores también recuperaron fácilmente las perlas y las volvieron a utilizar al menos 10 veces con resultados similares. 

El biodiesel obtenido a partir de aceite de desecho puede ser utilizado ", sin necesidad de realizar grandes modicaciones en la estructura física del motor en los vehículos de transporte", dijo el informe. La producción de biodiesel rápida y eciente basada en el catalizador sólido, junto con irradiación de microondas podría ser un proceso importante para la transformación de residuos de aceite de cocina", dijeron los cientícos y agregaron que el informe es el primer paso para la producción de biodiesel a partir de aceite usado.

BIUNB0520162

El Sr. Sion y Frida Harari de Panamá han visitado la Universidad de Bar-Ilan  en el mes de febrero. Durante su estadia en la Universidad han visitado el Centro de Nanotecnología y han descubierto una placa en nombre de ellos y de sus hijos por el apoyo al desarrollo de la ciencia y la cultura de Israel y el Pueblo judío.

NewsMarch20161Un estudio reciente realizado por científicos de la Universidad Bar-Ilan examina el uso de nano partículas de oro para ayudar a tratar La Aterosclerosis – una enfermedad vascular en el que las paredes arteriales se engrosan con el tiempo debido a la acumulación de placa en los vasos sanguíneos.

Estos bloqueos grasos pueden eventualmente causar ataques cardíacos y accidentes cerebros vasculares. Uno de los principales problemas con el tratamiento de la Aterosclerosis es la identificación de la enfermedad. Los investigadores se concentran en sus principales características para combatirla: son ricas en macrófagos, un tipo de glóbulo blanco que ingiere sustancias extrañas. Las nano partículas de oro, por su parte, tienen propiedades ópticas únicas que les permiten ser detectados utilizando un escáner láser.

Cuando estas se inyectan en el cuerpo, son absorbidas por los macrófagos, iluminando las áreas problemáticas y permitiendo un diagnóstico no invasivo rápido, de bajo riesgo y así finalmente los médicos pueden decidir cómo proceder mejor con el tratamiento. El Prof. Dror Fixler, que dirige la investigación, señaló que "las pruebas que se ofrecen hoy en día incluyen el ultrasonido, la tomografía computarizada y la resonancia magnética, pero éstos son costosos, no siempre se encuentran disponibles e incluyen radiación ionizante (por lo tanto perjudicial). Nuestro método de ensayo no es ionizante”. El equipo también está estudiando la manera de emparejar las nano partículas con lipoproteínas de alta densidad (HDL), conocido como "colesterol bueno", que ayudan a descomponer las células grasas en los vasos sanguíneos. Así, las nano partículas de oro potencialmente podrían convertirse en un sistema de administración dirigida a identificar y tratar áreas de placa vulnerable.